2. Guerra civil Un maestro en el frente

1936 Estallido de la Guerra Civil

En el verano de 1936 volvía a Santomera del Convento de Orihuela como seminarista, como llevaba haciendo desde los 12 años cuando marché para estudiar en la orden franciscana. En aquella época cursaba el último año de escolástica necesario para ordenarme como sacerdote franciscano.

Vereda de Zarandona-Los Cuadrones
Casa de los Tristanes

 

El sábado 18 de junio de 1936, pasaba el fin de semana junto con otros compañeros seminaristas en Orihuela cuando nos llegaron las primeras noticias del golpe de estado y el levantamiento militar sublevado. Las noticias eran confusas, pero todas nos alertaban del peligro que corrían los sacerdotes y religiosos si caían en manos de milicianos.

 

Decidimos quedarnos en casa de un compañero durante el día, y al caer la noche volví a Santomera atravesando el camino de Orihuela hasta mi casa por las veredas que me habían visto jugar de niño. Llegué ya casi amaneciendo temiendo aún por mi vida.

Cuarto de los Tristanes

 

Dándome cuenta del momento crucial que atravesaba España, y el imposible retorno a mis estudios, decidí alistarme como voluntario en el ejército Republicano y miembro de las juventudes socialistas, dispuesto a luchar por las libertades democráticas, tenía 19 años.

 

Semanas más tarde, y estando en Santomera, fui detenido por milicianos que atravesaban la vega baja dando “el paseo” a los curas de las poblaciones de la huerta. Logré salvar mi vida gracias a la intervención del pedáneo de Santomera que intercedió por mí ante los milicianos.

1938 Peñón de la Mata

Como voluntario republicano recibí formación militar durante algo más de 1 año en Valencia, graduándome como Teniente y entrando en la contienda militar en 1938. Durante ese año y parte de 1939 estuve al frente del IX Cuerpo del Ejército Republicano de Valencia, donde comandé varias escaramuzas y logré ascender a Capitán.

 

Participé en una de las batallas más cruentas de la guerra civil (si no lo fueron todas), donde murieron más de 20.000 soldados: la toma del Peñón de la Mata, un nido de águilas en el pico más alto de la sierra de Cogollos, Granada, un punto estratégico que frenaba el avance sublevado hacia el norte y el Levante. Tomamos primero y defendimos después esa pétrea montaña hasta casi el final de la guerra civil, cuando un bombardeo de aviación enemiga me secciónó la pierna izquierda con la metralla de un obús. Eran los inicios de 1939, la guerra llegaba a su fin.

 

 

 

Datos del Peñón


Provincia Granada
Cordillera Penibética
Orientación SW – NE
Altitud 1.668 msnm


 

1939-1941 Prisión y fin de la guerra

Curadas mis heridas fui sometido a un juicio de guerra como capitán republicano. Cumplí 18 meses en la cárcel de Murcia.

Cuando salí de la cárcel en 1941, el mundo seguía en Guerra hasta que finalizó la 2 Guerra Mundial. Una vez que visité a mis padres y familia en Santomera, me fui a Elche a vivir en casa de una de mi hermanas, y aunque volvía a Santomera para dar clases particulares nocturnas en la casa de mis padres, ya me asentaría definitivamente en Alicante hasta mi muerte.

Cárcel vieja de Murcia
Los fotogramas utilizados en este capitulo pertenecen a la pelicula “Spain in Revolt (Part III)” de domínio público. Fotos de sus respectivos autores.

Eventos

  • Actos
  • Música
  • Publicaciones
  • Concursos
  • Actividades

Accesibilidad

  • Ayudas a la lectura
  • Problemas comunes

Notice: Undefined property: Themify_Builder::$stylesheet in /var/www/vhosts/julianandugar.es/httpdocs/wp-content/plugins/themify-popup/includes/plugin-compatibility.php on line 43